domingo, 1 de mayo de 2016

Son tus ojos (A Elsa)



Tercer Ojo - Geometría Fractal

Elsa Gillari

© Prohibida su reproducción
     y derivados visuales

(clic sobre imagen para ampliar) 


-Poema inspirado en la imagen por Marquesa Luna-


Son tus ojos
el prisma donde guardas los pinceles
que captan la esencia del paisaje,
impregnan de oro los murales
y dan luz a las auroras boreales.
Son tus ojos
seductores de emociones
que perciben más allá de lo que ven,
y voltean los pigmentos en la mente
ante una corriente etérea,
dibujando sonidos en fractales,
reflejando hermosura en la negrura.
Son tus ojos
proyectores de la magia que levita
en la paleta de tus manos,
y desnudan sentimientos
entre colores, matices y armonía,
transformando en puro arte
todo lo que miran, todo lo que tocan,
todo lo que sienten.


Marquesa Luna
© derechos de autor




viernes, 15 de abril de 2016

¿Título?


Geometría Fractal
(clic sobre imagen para ampliar)


Elsa Gillari

© 

Me expando en Fractales de Luz hasta tocar una molécula tuya.
Bien digo tu existencia. Que nuestros pensamientos, actos y palabras sean de Amor.
¡Gracias!








martes, 12 de abril de 2016

Lapislázuli


Pintura Digital
(clic sobre imagen para ampliar)


"Hay hombres con el corazón de piedra y hay piedras con el corazón de hombre"
(Dicho Hebreo)


Me perseguía su mirada azul índigo…

Llegué a la plaza, me paré en una de sus diagonales en la que podía contemplar los puestos de artesanos ofreciendo sus diversas mercancías. Era una tarde soleada con una cálida brisa que apenas movía mis cabellos al andar. Caminé por ella, despacio, contemplando la añeja arboleda que me daba la bienvenida.
Me detuve ante un coqueto puesto de tejidos artesanales, donde colgaba de una percha, una chaqueta rojiza tejida en telar, con un gran broche de bronce con una piedra de Ojo de Tigre en uno de sus extremos. La toqué y su lana era de una suavidad que parecía seda, al contacto con ella sentí que estaba hecha para mí, que allí estaba esperando hasta que decidiera llevarla, pero todavía no era el momento.
Mis piernas comenzaron a doler, a cada paso, hasta sentirlas como dos pilares de concreto que debían ser movidos por mi cadera para avanzar; a pesar del dolor creciente me permití fluir y que mis pesados y dolorosos pasos me llevaran a ese puesto donde me esperaba la piedra color índigo, presentía.
El Ojo de Horus me seguía con su mirada, aquí… en mi entrecejo, en mi tercer ojo aún dormido; su iris Lapislázuli dentro del metal de plata de orfebrería, giraba alrededor mío danzando en giros circulares sin tocarme, rítmicamente se movía al compás de una música cósmica que parecía ser oída sólo por mí.
Seguí caminando hasta detenerme en un puesto, al llegar, mis piernas se calmaron, ya no dolían.
El Ojo de Horus se ubicó sobre el paño rústico, cubierto de millones de años, de formas y energías brillantes nacidas del corazón de la tierra donde habita lo sagrado.
El artesano me miró con una sonrisa cómplice y me dijo:

-¡Llegaste! Aquí está…
Se acercaron otros artesanos, saludándome con respeto a lo que retribuí con agrado, más por la entrega del regalo que me hicieron de un pequeño árbol Bonsai, llamado árbol de la abundancia.
-Busco… busco… no sé, a ver, sí esa ¡Esa piedra azul! –señalándola, ¿puedo sostenerla?   ¿qué piedra es?
-Sí, por supuesto… es Lapislázuli.

La sostuve con sumo cuidado entre mis manos contemplándola fascinada; podía ver sus casi microscópicos reflejos de Pirita Dorada, su veta grisácea, toda ella en un tiempo desconocido, remoto, más que miles de años; perdí la noción de tiempo, retrocedí millones de años hasta su nacimiento; me mostró la cultura Egipcia, Un Ojo de Horus,  Medio Oriente, algunos rostros de quienes la habían llevado consigo; esa piedra de millones de años me transmitía conocimientos.
El artesano tomó un alambre de alpaca que fue modelando con sus pinzas rodeando la piedra, terminando en un artesanal pasador al que introdujo un tronchado de hilos negros de cera; mientras hacía su trabajo me dijo:
Nosotros no elegimos las piedras, son las piedras las que nos eligen y hacen que lleguemos a ellas cuando las necesitamos.
Al terminar su trabajo me la colgué del cuello.
.......................

Abrigada con mi chaqueta rojiza tejida en telar, me acerco al Bonsai que ha crecido un poco, ha renovado sus hojas, ha echado raíces nuevas y mi entrecejo comenzó a teñirse de azul Lapislázuli.



Elsa Gillari
© Derechos de autor

jueves, 31 de marzo de 2016

Vuelo de mariposa naranja en el caos


"Vuelo de mariposa naranja en el caos"

Geometría Fractal

Elsa Gillari
©Derechos de Autor reservados,
prohibida su reproducción y derivados

(clic sobre imagen para ampliar)


Poema inspirado en esta obra por Sheisan



Hilos corren,
                    van,
                                 vuelven,
   
tejen misterios.

¿Qué es esa forma?

-rayos de luz multiplicados,

-Un feto y una virgen en cuclillas,

un túnel,
              vida,
                       muerte,
                                     luz,
                                           belleza y creación.



Sheisan (escritora-poeta)
©Derechos de Autor reservados


¡Gracias Sheisan!



martes, 15 de marzo de 2016

Biosfera


Biosfera (Geometría Fractal)
clic sobre imagen para ampliar

Elsa Gillari
©Derechos de Autor reservados,
prohibida su reproducción y derivados


Prosa inspirada en esta obra
por Araceli LM

Alebrijes

La fortaleza se me quiebra, me vuelvo frágil y vulnerable ante la inmensidad. Tanto ruido y movimiento me agobian. La carga es pesada, la devastación me desvanece. Necesito  dormir y descansar.

El fuego irradia tanto calor que marchita mis entrañas, el viento bravío solloza y rugen las aguas que me arrastran. Vencidas mis raíces se desprenden, cae cada hoja, mis ramas secas crujen, las dagas filosas se deslizan sobre mi corteza inanimada… Necesito soñar.

Duermo y me desintegro… Pero soy el fuego, soy la tierra, soy el aire, y el agua que me abrasan, soy un breve suspiro, un tentáculo de caliptra que se aferra, los nuevos núcleos diferenciados, las radículas fuertes que resurgen y moldean el barro.. Necesito despertar.

Despierto en mutante, colorido y florecidas mis ramas; inmerso en aromas que inundan la atmósfera y esparcen el polen.. Giro y me transformo, soy semilla, germen, espiga, árbol nido, pluma, escama, artrópodo, caracol, doble hélice, célula, energía y giro…

Giro en infinitos espirales y fluyo al agua del caldo primigenio, a la tierra y al aire, me evaporo en el fuego, mis moléculas mutan vibrantes en el universo, para ser esto y aquello, tu, yo, el sueño de un sueño, un Alebriije amorfo, real e imaginario.
 Araceli LM
    ©Derechos de Autor reservados



--------





                                                         

                                                           Poema inspirado en esta obra

                                                                  por Marquesa Luna
  


"Vientos de Primavera"




Aletean vientos de primavera
que se disuelven
en verdes amaneceres,
mientras el polen se entretiene
inundando el aire de minucias
y vaguedades.
El canto de los pájaros
sepulta el silencio
con lápidas perfumadas
de ayeres,
de agua de lluvia,
de tierra mojada.
Y reverdecen los espectros
ante las luces fractales
que encienden los mares
de cielos abiertos,
que siembran los campos
de matices e inciensos.
Tañen las campanas
en tiempos revueltos,
bailando boleros,
germinando esperanzas
con hebras de plata
en ilusiones marchitas,
y renacen los sueños…
¡Y los sueños florecen!


Marquesa Luna
®Derechos de autor reservados



¡Gracias Araceli y Marquesa Luna!



martes, 1 de marzo de 2016

Geometría Fractal













(clic sobre imagen para ampliar)

Elsa Gillari

©Derechos de Autor reservados
prohibida su reproducción y derivados

de flor





Me disfracé de margarita silvestre
y me planté junto a un árbol de la plaza.
Las abejas se llevaban mi polen.
Un joven cabizbajo pasó junto a mí,
me miró y me sonrió;
le devolví la sonrisa.
A veces me gusta disfrazarme.


Elsa Gillari

©Derechos de Autor reservados



domingo, 7 de febrero de 2016

¿Trance?




-¡Qué!... ¿estoy muerta?
-Sí.
-Pero… ¿Pasó tanto tiempo y no me di cuenta?
-La mente se resiste a morir e inventa su propia realidad imaginaria que le permite seguir siendo mente. Aquí no existe el tiempo.

..................................................................................

Estoy parada en el pequeño jardín del frente que imagino es mi casa. Veo pasar gente, respiro aire con aroma a jazmín, oigo cantar a los pájaros. La casa de la vereda opuesta, tiene un añejo árbol al que llamo La Alegría, ese que me contó que todos los que pasen caminando debajo de su copa dejan allí sus penas y él, las transmuta en alegrías.
Quiero comprender pero no puedo comprender, (estoy muerta, ya lo sé) porque hace tiempo, está rodeado de  bolsas de basura, maderas viejas carcomidas, pedazos de vidrios, plásticos rotos… deshechos.

.................................................................................... 

-¿Y cuando he muerto?
-Has partido no has muerto y fue cuando tenía siete años.
-¿Cuándo nació mi hermanito y partió a las cuatro horas? ¿Y me dijeron que mi madre se estaba muriendo y debía ir a despedirme de ella? Que al final, no se murió, me mintieron… recuerdo, todos lloraban… yo no podía llorar ¿para qué iba a llorar si sabía que no iba a partir?
-Sí.
-Ah, comprendo… escuché que estaba en un pequeño ataúd blanco, les dije que lo quería conocer, verlo, que no lo tocaría, les pedí por favor… que me portaría bien pero me dijeron que no podía ser y me dio tanta bronca que me subió la fiebre a cuarenta y dos grados; decían que no me la podían bajar, se lo escuché decir a mi tío el médico, también, el que me daba las medicinas…
No me gusta  estar aquí… no, se sufre.
-No sabes dónde estás.
-¡No!... ¿dónde estoy?

-No te puedo decir, lo debes sentir tú.



Elsa Gillari
© Todos los derechos reservados

Rostro-Espejo


abrí mis ojos; no era la misma
los había cerrado para saber
quien habitaba en mi vientre
         
ya no necesitaba 
tanto aire
ni agua
ni sodio


Elsa Gillari