Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

domingo, 12 de febrero de 2017

Tus manos y la mentira - Nâzim Hikmet (1901-1963)


Nâzim Hikmet (1901-1963)

solía decir: 
"Soy poeta, 
voy silbando por las calles 
y dibujando en las paredes 
mis poemas en forma de rayos..."



Tus manos y la mentira

Graves como las piedras,
Tristes como canciones de presidio,
Pesadas y macizas como bestias de carga,
Tus manos se parecen
al rostro endurecido
de los niños hambrientos.
Ágiles, laboriosas como abejas,
Pródigas como ubres desbordantes de leche,
Intrépidas lo mismo que la naturaleza,
Bajo su dura piel, tus manos guardan
la amistad y el afecto.
No está nuestro planeta sostenido
por los cuernos de un buey:
Tus manos lo sostienen...
¡Qué hombres, nuestros hombres!
Los mantienen a fuerza de mentiras,
Siendo que andan hambrientos,
Faltos de carne y pan,
Y dejan este mundo, al que cargan de frutos,
Sin poder verlos en la mesa propia
ni siquiera una vez.
¡Qué hombres, nuestros hombres!
Sobre todo los de Asia, los de África,
del medio Oriente, del Cercano Oriente,
los de las tantas islas del Pacífico
y los de mi país,
es decir, mucho más del setenta por ciento
de los hombres del mundo:
Están adormecidos, están viejos,
Siendo listos y jóvenes como lo son sus manos...
¡Qué hombres, nuestros hombres!
Ustedes, mis hermanos de América o Europa,
Tan alertas y audaces,
A quienes, sin embargo, los aturden
lo mismo que a sus manos,
Y les mienten,
y los hacen marchar...
¡Qué hombres, nuestros hombres!
Si mienten las antenas de las radios,
Si mienten las enormes rotativas,
Si miente el libro y mienten los afiches,
Si mienten los anuncios de los diarios,
Si mienten las desnudas piernas de las muchachas
en el teatro y en el cine,
Si hasta mienten las canciones de cuna,
si miente el sueño, si el pecado miente,
si miente el violinista de la boite,
Si miente el plenilunio
en las noches sin ninguna esperanza,
Si mienten la palabra,
el color y la voz,
Si miente el que te explota,
El que explota tus manos,
Si todo el mundo y todas, todas las cosas mienten,
a excepción de tus manos,
Es para que tus manos siempre sean
dóciles como arcilla,
ciegas como la noche,
idiotas como el perro del pastor,
Y para que jamás se subleven tus manos
Y para que no acabe jamás tanta injusticia
-Ideal del traficante-
Sobre este mundo nuestro,
este mundo mortal
Donde poder vivir
sería lo mejor.

Nâzim Hikmet          



martes, 31 de enero de 2017

Sólo historia de lo que fue



Fotografía con tratamiento digital

(clic sobre imagen para ampliar)


-Etruscos-Sumerios-Hebreos-Egipcios-Fenicios-Griegos-Romanos-



Elsa Gillari

Copyright




domingo, 15 de enero de 2017

Huevo Surrealista




Geometría Fractal


Es un Huevo Surrealista… (me dijo el hombre cáscara).
Nunca discuto con quienes tienen el Conocimiento.



(Clic sobre imagen para ampliar)


Elsa Gillari

Copyright

Sobreviviendo





(Clic sobre imagen para ampliar) 



Tenía quince años y muchos sueños por cumplir. Quería ser copiloto, pero tuve que ser comandante. Se estrellaba la avioneta con nosotros dos adentro, ya que él comenzó a vomitar perdiendo el control de la aeronave. Debíamos sobrevivir… pude aterrizarla suavemente en la pista, sin saber que podía hacerlo y sin jamás poder decir que había sido yo. Por el doble comando le creyeron a él, ya que estaba sentada a la derecha. Aún conservo este secreto que me obligó a pactar.

Tenía diecinueve años y un diploma de Bachiller. Hablaba español, italiano, inglés y francés. Dactilógrafa al tacto. Quería ser piloto para seguir tocando con mis manos, las nubes que me hacían sentir libre. Para seguir sobreviviendo.

Tenía veinticinco años, trabajaba en el aeropuerto, en una línea aérea: era la chica del check in.
Comencé a conocer el mundo, se estaba cumpliendo mi sueño, viajaba en avión. Creía que no estaba sobreviviendo… sólo lo creía. La vida era muy bella.

Tenía veintiocho años. Me cortaron las alas con un bisturí negro, destrozaron mi corazón, bebieron de mi sangre, fui el chivo expiatorio, me privaron de la libertad injustamente, me torturaron. Debí comenzar de nuevo juntando mis mendrugos, lo que había quedado de mí para seguir sobreviviendo.

Tenía Treinta y tres años, cumplía con los mandatos sociales, religiosos y familiares, sólo para conformar a los demás contraje matrimonio a mi estilo sobreviviendo. Sin saber que era el árbol elegido.


Tenía treinta y siete años, formé mi tribu con mi compañero de vida, al nacer nuestro hijo. Ya no estaba sola sobreviviendo. Cada día, unas suaves manitos acariciaban mi sobrevivencia haciéndola más llevadera.

Ahora...
Tengo miles de años de sobreviviente, aunque no lo represento ya que siempre sonrío.

Soy gato, conejo, liebre, dragón y un osito de peluche.






Elsa Gillari

©

domingo, 1 de enero de 2017

Infinito ∞






(clic sobre imagen para ampliar)



Hubo un Origen
(dicen)
un principio
que continúa...
nada termina
nada comienza
todo está unido
en el orden del infinito
00:00 hs  2016∞2017


Elsa Gillari
©

sábado, 31 de diciembre de 2016

Geometría Fractal II


(1)

Bona Fide
Buena Fe
De Buena Intención
Honestidad







(2)

Coronilla
Percepción
La Flor de Loto abre todos sus pétalos







(3)

Dualidad

Me hablaba dándome explicaciones de todo, tenía respuestas para cada pregunta.
Quería convencerme de que había hecho lo correcto.
Quería convencerme que todo lo había agotado, que fue el último impulso de vida; un duelo doloroso se estaba procesando con tristeza; su velatorio en el mismo espacio que había nacido.
En ese espacio donde fue mutilada, maltratada, incinerada…
Mi corazón silencioso y calmo sólo escuchaba sin comprender; los corazones sienten, no comprenden las emociones ancladas en la mente, en ese núcleo primario de miedo que se negaba aceptar que había colapsado, no quería morir, se mantuvo despierta creyendo que dormir es partir.
Se cansó de tantas explicaciones que nada solucionaban y se rindió ante un profundo sueño.
Mi corazón la acunó despacio muy despacio para que repose; cuando ya había conciliado el sueño, mi corazón la acarició y la arropó con una suave luz blanca y dorada.






(4)

Efecto Mariposa – Teoría del Caos


“El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo”







(5)

El reloj girando al revés.

Un salmón nadando contra la corriente.

Lo creativo.

Sublime

Sagrado Conocimiento

Artista...






(6)

Cuarzo Cristal y Lapislázuli






(7)

Las Trampas del Ego
Juicios de valor







(8)

Mujer de Rojo






(9)

Ojo de Hormiga Voladora







(10)

Ombligo







(11)

Un Gato en la noche







(12)

Uróboros y Tortugas






(13)

Ying y Yang






(14)

Secretos no revelados del Árbol Genealógico







(15)


Paz y Amor

Que Así Sea

¡Gracias!







(clic sobre imagen para ampliar)

Elsa Gillari
Copyright









viernes, 18 de noviembre de 2016

TrasPasar



Dedicado a:

Ambar y Charo

Semillitas de Luz 

Copitos de Algodón

Pimpollos de Fresca Fragancia

¡Gracias, Hermosas!



Elsa Gillari


lunes, 7 de noviembre de 2016

Orígenes



Música

"Las cuatro Estaciones"

Antonio Vivaldi


Fotografías 
fuente:

Copilaria anilor 80-90
https://www.facebook.com/COPILARIA80/ 


Compaginación y Edición

Elsa Gillari