lunes, 27 de julio de 2015

Los seis Elementos (Serie: Gestación)


(clic sobre imágenes para ampliar)

Elemento Fuego

Elemento Madera

Elemento Agua

Elemento Metal

Elemento Tierra

Elemento Aire




Elsa Gillari

Copyright





domingo, 19 de julio de 2015

Elemento Agua (Serie: Gestación)


Elemento Agua

(clic sobre imagen para ampliar)



Soy infinitamente pequeño, un átomo, un ínfimo punto energético que se multiplicará en millones de fractales al infinito del cual vengo, generaré moléculas, partículas conectadas entre sí, en pre formación de células vivas de lo que será mi materia densa, mi cuerpo para habitar este Planeta Tierra, el vehículo que necesitará este Espíritu que soy para experimentar aquí. Mi morada es acuosa, conectada a la materia de mi Madre que me nutre. Experimento el Elemento Agua… su temperatura, diversidad de fauna y flora, bacterias, gérmenes, virus, vida orgánica, micro Universos… Océanos, Mares, Lagos, Ríos, Lagunas, Cascadas, Cataratas, Pantanos, un cuenco de terracota con agua de lluvia en un patio. Soy parte de esa inmensidad líquida que va modelando mi cuerpo, soy el mismo Espíritu de las Aguas.



Elsa Gillari

Copyright





Código de registro: 1507194665828

domingo, 12 de julio de 2015

Percepciones


(Clic sobre imágenes para ampliar)

Aleluya

Elemento Aire

Esos Misterios del alma

Energías de Luz y Amor

Evolución

Ave Dorada

Reptílico

Ámbar

Elemento Aire

Otoño

Invierno

Árboles

Dragones e Hipocampos






Elsa Gillari

Arte Digital

Copyright


martes, 26 de mayo de 2015

Árbol Eucalipto












(Clic sobre imágenes para ampliar)

Elsa Gillari
Copyright

Nunca he pintado un paisaje y me han criticado por ello; siento que haría un plagio a las creaciones de la naturaleza, crearía una copia burda de esas perfectas obras de arte, silenciosas algunas, a la vista de todos y pocos las ven. La naturaleza es arte puro, genera sus propios sonidos, pigmentos, formas, materia, fluidos, texturas, luces y sombras.
Los Seres humanos somos parte del Espíritu de la Natura, pero la mente nos hace creer que estamos separados. En nosotros están los elementos Aire-Agua-Tierra-Fuego como en la naturaleza.
Capturé con la cámara fotográfica varios sectores de este hermoso Eucalipto  "estas Obras de Arte" me fascinaron; me produce mucha paz al contemplarlas. El árbol no se expone en galerías ni se vende... está ahí, que lo lleve quien lo desea... me lo llevé y lo comparto porque esto es arte.
Comienza a observar la naturaleza y te convertirás en artista, captura imágenes fotográficas, píntala, dibújala.
Obsérvala, conéctate y escribe... te convertirás en poeta... haz lo que sientas con ella sin pensar en el dinero.


Elsa Gillari
1505264179411
Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 2.5

miércoles, 20 de mayo de 2015

Fractales

(clic sobre imágenes imágenes para ampliar)





















(clic sobre imagen para ampliar)

Fractales

Elsa Gillari
copyright



jueves, 19 de marzo de 2015

El Restaurador (Poema/Fábula)


Alas Rotas - Acrílico sobre lienzo
Elsa Gillari
(clic sobre imagen para ampliar)




El restaurador despertó con sentidos aletargados

y resabios de una voluntad quebrantada,

sus pupilas recibieron la luz matinal

como a un viejo anhelo incomprendido.

La criatura cayó sin hacer ruido, como una hoja rota

recién desprendida por la brisa, con sus alas deshechas.

Lo miró con ojos negros compuestos, en un rictus de agonía.

–¿Quién eres? –Preguntó la criatura, asustada.

–El restaurador. – Dijo él, sin poder dejar de mirarla.

–Te necesito –Dijo ella. –Aquí estoy –Dijo él.

Y comprobó la fragilidad de sus miembros

con las manos gastadas.


Hurgó en su mochila raída;

desplegó papiros, ungüentos y pócimas;

con instrumentos ancestrales

se dispuso a cumplir su destino.

Calmó sus dolores con los ungüentos,

restauró sus alas y las dotó de nuevas fuerzas.

Por último las cubrió con una fina capa

de polvillo cauterizante.


Cuando la criatura despertó

el cuerpo del restaurador yacía muy cerca.

Ella le tocó su mejilla color ceniza

mientras estrenaba un dolor. Él aún respiraba.

-Levántate, debes seguir tu camino a través de los valles.

-Acabo de comprender... –dijo el restaurador, sonriendo-

Que jamás fui un errante... sino que soy  peregrino.

Dejó de sonreír, y se deshizo en hebras cristalinas.

La criatura tomó los despojos del restaurador

y los colocó sobre una roca cercana,

sus sentidos le dictaron las coordenadas exactas

en que debía alinear la materia del restaurador.


Epílogo:


Al primer soplo de la brisa marina las partículas del restaurador

se elevaron en caprichosos remolinos y retornó a la nada

cuando la tarde comenzaba a tener pereza.


La criatura, sintiendo el apremio del instinto, desplegó sus alas,

remendadas con esmero por el restaurador,

y voló hacia el poniente, en búsqueda de la ruta migratoria.


(El promedio de vida de un restaurador de alas es de un año,

pero depende de cuán pronto encuentre a la criatura a la que fue designado).


(jlms) SINUHÉ




* Agradezco especialmente a Elsa Gillari, por su amabilidad al permitir que utilice su obra "Alas Rotas" para graficar el texto publicado.-

Blog de Sinuhé: http://sinuheeqes.blogspot.com.ar/