Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

domingo, 26 de marzo de 2017

El nido vacío



Jodido el síndrome del nido vacío, tiene tantas subidas y bajadas que aunque subas varios escalones y lo vas boxeando a peso pesado, te aparece un espejo por ahí de sorpresa que te deja alfombra de una.
Mirás al frente y tu corazón explota de alegría.
Mirás para atrás y ves una cama vacía.
Entonces, tratás de huir con los ojos vendados, pero no resulta.
En la oscuridad y el silencio sentís la nada... sentís el horror del vacío.
Y allí... justo allí, en ese espacio que tanto duele llorás hasta cansarte, te trepás por las paredes del vacío, de ese, que tantas veces estuviste y seguís subiendo sin parar hasta ver la luz de nuevo.




Elsa Gillari

©