Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

domingo, 15 de junio de 2014

Luna Menguante


"Lunas" parte de Instalación: Humano Ser-Ser-Ser Humano - Elsa Gillari.


La Matriarca portadora de los secretos del árbol genealógico, consultó a la Luna Nueva. Luego de una sabia decisión, le hizo entrega a su única descendiente mujer, del oro celosamente guardado por años. Con este acto ritual, la nombró Chamana de la tribu.


Elsa Gillari
Safe Creative
Código: 1406151236265  


La poeta y escritora María Rosa Rodriguez Araya, comenta sobre Doña Rubina




Para que llegara, por fin a mis manos, la novela de 40 capítulos “Doña Rubina  esposa y madre abnegada “de la Editorial Dunken; debo remontarme a  mis primeros pasos en las páginas ning  literarias, que existen en la web. En esos lugares nos topamos  con personas que quieren eludir su soledad con encuentros virtuales, escritores profesionales,  y otros, que simplemente ven como una diversión, zambullirse en las aguas de la creación literaria; preferentemente en el ámbito de la poesía…no sé por qué todo el mundo cree que es más fácil escribir poesía. La cosa es, que entre tanto navegar de una página ning a otra, encontramos rostros amigos, que se repiten y que por su forma de redactar o de presentar sus creaciones se hacen más notorios que otros. Este es el caso de Elsa Gillari. Ella es una artista multifacética: la conocí, primero como artista digital, después por el material audiovisual subido a YouTube  “URO: Gestación Gillari González” y luego  pasé, sin darme cuenta, a ser su público cautivo e incondicional  con las anécdotas costumbristas de una dueña de casa, que fue entregando en forma semanal en estas páginas literarias. Este  personaje arquetípico, llamado  Doña Rubina es nada más y nada menos que la  narradora protagonista de la historia; utilizando para ello,  un chispeante lenguaje popular y una personalidad que oscila entre lo   impertinente y lo ingenuo. “La Doña”, a pesar de ser una dueña de casa que no trabaja, porque Cacho- su marido- se lo pidió, no tiene empacho en expresar sus puntos de vistas y visión de mundo al lector. Y poco a poco entre chismes, confesiones  y  anécdotas, que nos va contando al oído, logra hacernos reír en capítulos hilarantes, especialmente el 25; y en otros, lloramos junto a ella con sus desengaños y pérdidas. Por supuesto que con el éxito que tuvo, el paso siguiente e inevitable  fue hacer la novela, que les recomiendo leer. Eso sí, les digo de antemano, que yo ¡no la presto!



Visita el blog de Maria Rosa Rodriguez Araya: