Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

miércoles, 31 de diciembre de 2014

El Barco (Saga Épica - Cap.1)



“No sé si estoy en la nada… lo que sea me gusta”

……………………………………………………

El barco poseía un alma sutil de una sustancia líquida, acuosa que según las circunstancias se transformaba en hielo y otras en vapor conectándose con La Creación, fluctuado en los tres estados; corruptible e imperecedera.
El barco estaba anclado en el viejo puerto desde hacía tiempo pero había llegado el momento de partir. El Capitán dio una vez más, la orden a los marineros de levantar la pesada cadena y ancla para iniciar una travesía sin rumbo en la nada, por lo que ellos al ser informados y desconociendo tan extraña orden, se negaron por temor a morir en esa desconocida aventura, en la que se sentían obligados a desprogramarse de sus creencias y desprenderse de viejos mandatos que formaron su trayectoria de marines.
El Capitán se afirmó ante ellos desde el Poder donde reside el Amor. Ellos obedecieron alimentando pensamientos oscuros con miedos, que a algunos los paralizaba; al fin fue desanclado el barco del viejo puerto, dejando un espacio vacío de aguas cristalinas, prontas a servir a una nueva nave.
Desde su puente de mando en la popa, el Capitán alzó sus brazos en actitud de triunfo y agradecimiento ante la tan esperada partida.
Una gran pantalla con sonido y en 3D, estaba situada en una de sus salas, en la que continuamente, sucedían imágenes, textos y filmaciones, las cuales relataban la historia de la humanidad y su inconsciente colectivo. Los marineros se hallaban profundamente temerosos en la extraña aventura; el miedo les producía sufrimientos por lo que consideraban estaban haciendo un sacrificio. El resto de la tripulación y el jefe de cubierta acataron las órdenes sin oponer resistencia alguna.
El buque se fue alejando del puerto, hasta entrar en mar abierto “sin rumbo en la nada ni brújula que lo guíe”.
El Capitán al mando, en el Poder, cantaba una vieja canción marina mientras escribía en la bitácora lo ya acontecido. El jefe de cubierta y el segundo y tercer oficial cumplían con sus funciones cuando la situación lo requería.

El dios Neptuno se ubicó delante de la proa con su tridente cabalgando las olas tempestuosas, en señal de protección a la nave que navegaba sin rumbo.

A su paso el barco iba dejando en el aire múltiples formas geométricas en Fractales, pensamientos amorosos que se multiplicaban más rápido que la velocidad de la luz, coloridas explosiones que semejaban fuegos artificiales.
Una bandada de golondrinas se alineó a la izquierda y otra de gaviotas a la derecha en acrobático vuelo, colaborando con el elemento aire.
Por los misterios del mar una ballena se transformó en mojarrita.
Un grupo de delfines, nadaban junto a los laterales,  haciendo piruetas en el aire, a la vez que emitían sonidos musicales que se expandían en ondas a modo de concierto armonizando la vida de las especies en su hábitat.
El barco en su navegación, se cruzó con una sirena solitaria, que en noche de plenilunio enamoraba con su canto. Al amanecer se sumergía en el azul, acariciaba sus perlas y se vestía con ellas. Subía a la superficie y respiraba las brisas de un nuevo día. La sirena ha visto el barco sin rumbo y lo sigue... danzando sobre la estela que va dejando el barco.
Una ballena embarazada, nadaba delante del barco sin rumbo (ella creía dirigirlo).
El barco con sus luces de neón, iluminaba el océano por las noches. 
Dos sirenas moribundas agonizaban en plenamar. El Capitán lanzó redes rescatándolas de las aguas para sanarlas, las subió al barco, les dio a beber de su poción mágica, -la misma que utilizan los Chamanes. Ellas recuperadas y sonrientes, de un salto se lanzaron al mar nadando hasta la profundidad para sentirse vivas nuevamente; sus escamas se iluminaron con luces de neón.
Algunas especies marinas del espíritu de la naturaleza, comenzaron a seguir al barco sin rumbo, al cual lo sentían como uno más de ellas. El Capitán, fumando su pipa, las contemplaba con admiración, sintiéndose parte de la misma. 
Un pulpo le mostró sus tentáculos en señal de abundancia y augurando una próspera travesía.
La ballena embarazada abandonó la ruta de la nave y se dirigió a mares templados a parir su cría.
Unas pocas nubes blancas que parecían algodón  se mostraban en un cielo diáfano, por lo que el sol iluminaba con sus cálidos rayos de fuego. De vez en cuando, algunos nubarrones negruzcos y fríos se encontraban al paso del barco, traspasando éste fuertes tormentas.
En la popa descansaba el Capitán, cuando se hizo presente el fantasma de un anciano pescador emigrante que había vuelto a su terruño, a morir en paz en su casa natal entre mar y montañas. El Capitán le dio la bienvenida y lo acompañó a partir, hasta ver que se elevaba fundido en una inmensa luz blanca a lo alto, perdiéndose en el cielo.
Un cardumen de peces naranjas acompañaban a la nave ya que su misión era proteger el tesoro de los posibles depredadores, el “Oro que portaba el barco custodiado por un Guerrero”. El Capitán era el único que podía acceder al tesoro y sabía de su existencia.
  
El barco estaba pintado con todos los colores cálidos y fríos en armonioso equilibrio. Parecía una pintura abstracta en movimiento, compuesta por líneas rectas y orgánicas, figuras corpóreas, mándalas y flores. Al navegar brillaban líneas doradas y cobrizas recortando espacios asimétricos.
La eslora de un azul cerúleo con olas pintadas de turquesa, que a veces se hacía transparente como cristal, pudiéndose ver la profundidad del mar con su maravillosa flora y fauna, tan rica en colores como el mismo barco.

Su mástil no poseía bandera como símbolo de libertad.




El Poder
Geometría Fractal
(clic sobre imagen para ampliar)



Elsa Gillari
Copyright

3 comentarios:

  1. Comentario de Ariel sirena:

    Ariel sirena diciembre 30, 2014
    Como ya más o menos sé por dónde va este barco y conozco bastante sus aguas, me siento a gusto entre estas tus letras y te voy a seguir en la travesía. Además siempre nos queda mucho por aprender y es lo que pretendo. Excelente!! La sirena con piernas.

    ResponderEliminar
  2. Qué decirte, Elsa, creo que con este relato fantástico, pintaste la mejor de tus obras. Me encantó, felicitaciones, felicidades y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Myriam, lo mejor para vos querida, un beso.

      Eliminar