Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

miércoles, 18 de junio de 2014

Comentarios sobre VIEJAS CICATRICES, óleo sobre lienzo - Elsa Gillari


VIEJAS CICATRICES - óleo sobre lienzo

Elsa Gillari

Registro Aicoa 

(clic sobre imagen para ampliar)



“Cuando ves una obra de arte que te transmite algo muy sutil, que percibes algo, o te hace de espejo, es porque el artista la ha creado desde su Yo Superior o su esencia o el Poder. Ha dejado su impronta en ella y tú la captas, la obra te dice que detrás de lo que captas hay un artista. Si la obra no te transmite nada, no hay artista, sólo alguien que maneja muy bien la técnica y la ha creado desde su Yo Inferior, pero no desde su esencia, sino desde la mente o la Fuerza”

Elsa Gillari
………………………………………………….
Comentarios

Mi madre:
-Mide dos metros, es roble; no está en mi casa, pero no sé dónde está. Los clavos son hechos a mano por herreros artesanales. Lo mirás a lo lejos (toma distancia) y es de veinte metros. Los clavos son los que clavaron a Cristo, los que azotaron a Cristo antes de crucificarlo; también los que azotaron a los esclavos en la Favela brasilera, era un patio como un rodeo y los amos ataban a los esclavos a ese palo y los castigaban, le dejaban marcas en el cuerpo hasta matarlos a veces. Parece un Roble, no es Palmera… es Pino; me hace acordar a ese tronco que yo tenía en casa barnizado; ahora se pudrió y lo tiré. Es natural pero le falta vida atrás. No me gusta el fondo. Me gustaría que tenga una pradera, unos árboles y una nube arriba. Está en la tierra y también en el cielo. Entre el primero y cuarto clavo me gustaría una nube perdida detrás, y el resto cielo de un color celeste claro. Con horizonte, con árboles perdidos detrás, como si fuera un matorral, con pradera verde para que tenga vida o piso marrón color tierra… no sé… que tenga los mismos clavos. A mí me gustaría que pintaras al Cristo sacrificado en el palo, pero como no me gusta ver a Cristo sacrificado, poner a un negro que lo están azotando. Tal vez borrando los clavos de la derecha. Pintar a un negro con las manos arriba y atadas, abajo del primer clavo con una argolla clavada en el palo y ahí atarlo y que caiga. Sacar los clavos o mejor dejarlos como están, la argolla bajo el primer clavo y el negro caiga como caiga. El negro se apoya en el palo dando la espalda para que lo azoten. Es un tronco poderoso, fuerte, natural muy natural. Quiero que pintes uno con el mismo tronco, pero no me gusta el fondo, quiero un fondo con nubes y pradera… y que me lo regales.
Lástima que no tengo donde ponerlo en casa.
..............................


Mi esposo:
Lo miró y no emitió ninguna opinión. Se quedó callado mirando el cuadro y pensando. Todo el día, estuvo por momentos parado frente a la pintura y pensando.

..............................

Mi hijo:
-Ya terminé de pintar el cuadro, miralo y decime qué sentís.
-Ufa…  ¡ya estoy harto de este cuadro! No me gusta y no quiero mirarlo. Basta, hace rato que lo estoy viendo, desde que hiciste el boceto. No me lo pidas más.
-Pero si nunca te lo pedí; recién termino de pintarlo, necesito tu opinión.
-No quiero mirarlo, te dije basta.

..............................

Amigo:
-¿Qué te parece este cuadro? Vení, parate aquí enfrente y decime qué sentís.
-No, no quiero mirarlo, esos clavos no me gustan.

..............................

Amigo:
-Venganza, dolor… lastiman por odio.

..............................

Amiga:
-Mirá este cuadro y decime qué sentís.
-¡Ay! No puedo, ya lo vi y no lo quiero ver (evadía el cuadro y a mí)
-¿Por qué? Míralo por favor y decime qué sentís.
-Me hace mal mirarlo porque me recuerda cuando me operaron del apéndice y se me infectaron los puntos… ¿te acordás que te mostré la cicatriz y lo mal que me quedó? Me hace acordar cuando se me infectó la herida y el médico me sacaba los hilos, los puntos con una aguja de crochet, uno por uno, y cada punto era un dolor terrible. Es como esos clavos que parece que están tan clavados, que están lastimando la madera y la madera siente el mismo dolor que sentí yo. No quiero acordarme de cuanto sufrí, por eso no lo quiero ver
Porque me hace acordar y me revive ese dolor.
-Pero esto es un tronco con unos clavos clavados, nada que ver con lo que me decís.
-Ya sé, pero me recuerda mi operación y no lo quiero ver.
-¿Lo tendrías en tu casa este cuadro?
-¡Ni loca! Además no tengo dónde ponerlo.

.................................


Primo:
-Violación ¿Por qué romper la madera, lastimarla clavando esas tachuelas en esa madera tan natural y sana? Lo digo en el sentido de que se pudo haber hecho lo mismo, pero sin lastimar la madera, por ejemplo… no sé… pegarle cuidadosamente las puntas de las tachuelas con cinta transparente, con mucho cuidado y trabajo ¿entendés? más ecológico ¿por qué tiene que ser un tronco? Podría haber sido otro material ¿pero qué material hay para poder clavar tachuelas que no sea la naturaleza? ¿Chapa? ¡No! No se puede clavar una chapa (le dije que sí se puede clavar una chapa y me miró muy extrañado y no pensó en ningún otro material).
Cuando llegó a casa y lo vio, me dijo que no tenía luz propia porque lo enfocaba un spot. Apagué el spot y quedó con luz natural del ambiente, casi penumbra. El cuadro se veía con una luz natural pintada, que hasta yo me asombré. El tronco apareció fuertemente iluminado, con vida y luz propia y los clavos perdían fuerza; mi primo se sorprendió y dijo que le impactaba.

...............................

Amigo:
El árbol que da la vida, con muchas espinas en el camino. El árbol de la vida, yo tengo que esquivar muchas espinas para llegar a lo que yo quiero ser. Yo tuve muchas espinas en mi camino para llegar a ser lo que fui y lo que soy y veo la vida de otra forma, no me hago problemas por nada. El dinero no me interesa, sólo para comer y vivir. Lo tuve y lo repartí. Le hice la casa a mi hija. A otros les regalé ¿soy medio loco, no?

................................

Amigo:
-Es un tronco con clavos. Cada clavo es de diferente tamaño. Creo que son los diferentes dolores, porque hay clavos largos y muy clavados; otros más cortos que no lastiman tanto. Son “dolor”. Es un tronco que sufrió y sufre mucho. Mejor dicho no sufre más, porque no tiene cicatrices de los que se cayeron. Son sufrimientos del pasado, que no dejaron marcas… digo… los que se cayeron.

................................

Amigo:
-Parece que está en tridimensión, que se sale de la tela, esa luz está iluminando de una manera diferente. Esta pintura no es común como cualquier cuadro. Es diferente. Es simple pero dice mucho. Esos colores, ese turquesa, están bien hechos y combinados los colores. Tal vez con otro fondo no sería igual. Me da la sensación que sale del cuadro, o que no está apoyado ni en el aire, por eso como una tridimensión. Como que viene a mí ¡Me gusta mucho!
-¿Lo tendrías en tu casa?
- Por supuesto que sí, me encantaría.



¿Y vos... qué opinás?




No hay comentarios:

Publicar un comentario