Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

domingo, 27 de febrero de 2011

MARIONETAS - prosa de Norma Aristeguy

Pintura sobre lienzo con tratamiento digital
elsa gillari
registro Aicoa


Como el eco tenaz que trasciende todas las barreras llegan hasta mí tus olores de vida: llegan con el aroma de voces conocidas, de amigos compartidos, que me cuentan que te diluvia un otoño prematuro, que tu andar vigoroso es oscilante , que tu voz tan sonora ya no canta, que tu serena mirada está turbada, que los escasos duendes de tu risa, han muerto todos, solidarios con tu pena , y que el gesto adusto encabeza el paso de tu soberbia figura, ahora, entregada a la apatía.




Mi primer impulso ha sido huir, no oír, no enterarme…no saber. Pero el alma se me cuela por los rincones tapando todas las salidas. .

Esta otra, callada, que ha dormido tiempo de relojes, que ha paseado vida sin ti, hoy despierta con los ruidos agitados que hacen las letras de tu nombre, y la palabra se presenta confusa, pues el viento ha soplado y corrido las vocales de lugar y a pesar de mí, lo que percibo en medio de lo que escucho, no eres tú.

Me pregunto qué ha pasado con tu muralla, si se habrán gastado las piedras que la contenían, si se te habrán borrado las páginas de todos los cánones, o si tal vez, al zarpar de tus preceptos, te habrás encontrado con el canto de mi sombra.



Residuos de recuerdos me trae una lacónica melodía. Descubro tristemente que recién comienza mi fracaso, pues hasta hoy creí que eras feliz en tu hidalguía. Ahora comprendo que mi exilio ha sido el estampido que ha desperdigado tus letras, hasta hacer de ti, éste que me llega, éste que me traen, éste que escucho: un desconocido.



El saber de tu tristeza y mi destierro inútil me provoca esta sonrisa nueva, que hoy le cuelgo a mi arlequín.



¿Te das cuenta? ¡Qué necedad! ¡Qué loco desvarío! Haber contaminado al mundo con nuestra absurda omnipotencia.

Quizás sea éste, tiempo de reencuentros y de corazas rotas, sin embargo “…nos saludamos de lejos como dos desconocidos…” y seguimos domesticando al alma y recogiendo apurados los restos de ternura que escapan azorados de un tul de indiferencia. Amparada por mi imagen de prudente y la tuya de dureza, te contemplo en la distancia que otorga el pensamiento, obedeciendo a los hilos que tironean mi rostro hacia otro lado: “…Ay si yo con ese hombre hubiese tenido un hijo…”



*(Lo encodillado son versos de la poesía de Rafael De León, “Romance de aquel hijo”)






Norma Aristeguy se ha inspirado en mi obra.
Creación conjunta


registro Safe Creative

jueves, 24 de febrero de 2011

PUERTAS...



Fotografías captadas en un baño de bar e intervenidas digitalmente






   Leyó varios libros de Charles Bukowski y se produjo en ella una especie de metamorfosis extraña, que no era precisamente la que escribió Franz Kafka.
   Adoptó la costumbre de escribir groserías, nombres y apellidos de personas de su entorno, su número telefónico y condición sexual en las puertas de los baños de bares, influenciada por la obra del escritor; también comenzó a ir a bares con frecuencia hasta emborracharse.
   En pleno estado de ebriedad, estando en un bar, se dirigió al baño confundiéndose con el de caballeros. No le importó. Hizo sus necesidades en un mingitorio escribiendo luego en una puerta.

-¿Hey, qué haces aquí? No estás en el de damas pero puedes quedarte...

   En el estrecho espacio a puerta cerrada, se quitó las bragas, desabrochó su blusa dejando al descubierto sus senos y se subió la falda. Él, abrió su cremallera…
   Escribió en la puerta “Mary ama a Charles” dentro de un corazón dibujado cruzando una flecha… y su número telefónico en otra puerta, junto a la palabra puta.