Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

miércoles, 3 de marzo de 2010

ANDRÉ BRETON


(Tinchebray, Francia, 1896-París, 1966) Escritor francés. Participó durante tres años en el movimiento dadaísta, al tiempo que investigaba el automatismo psíquico a partir de las teorías de Charcot y Freud sobre el inconsciente, que había descubierto durante sus estudios de medicina. Por último, en 1924, rompió con Tristan Tzara, acusándole de conservadurismo, y escribió el texto fundacional de un nuevo movimiento, el Manifiesto del surrealismo.

Con una prosa casi poética y un estilo emotivo y exaltado, postulaba la existencia de una realidad superior a la que sería posible acceder poniendo en contacto dos mundos, la vigilia y el sueño, que tradicionalmente se habían mantenido separados. Reivindicaba la liberación del mundo del subconsciente y con ello una nueva forma de pensar que terminara con la dictadura exclusiva de la lógica y la moral.

El nuevo grupo surrealista nació con un fuerte componente sectario, promovido en gran parte por el propio Breton, quien desde la «ortodoxia» surrealista denunció numerosas «desviaciones», la menor de las cuales no fue, sin embargo, su propio intento de politizar el movimiento a raíz de su afiliación al Partido Comunista (1927). El Segundo Manifiesto surrealista (1930) responde a la voluntad de insertar el surrealismo en unas coordenadas políticas y revolucionarias, lo que provocó grandes disensiones en el grupo

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/breton_andre.htm



Para una comprensión completa sobre el movimiento surrealista en poesía, pintura y escultura ver:


http://es.wikipedia.org/wiki/surrealismo


POEMAS


En el hermoso mediodía de 1934
El aire era una espléndida rosa color salmonete
Y el bosque cuando yo me disponía a entrar comenzaba por un árbol con hojas de papel de fumar
Porque yo te esperaba
Y si tú te paseas conmigo
Por donde sea
Tú boca es intencionadamente el tizón
De donde surge sin cesar la rueda azul difusa y rota que asciende
Para palidecer el rodal
Todas las ilusiones se apresuraban a mi encuentro
Una ardilla vino a aplicar su blanco vientre sobre mi corazón
Yo no sé como se mantenía
Pero la tierra estaba llena de reflejos mas profundos que los del agua
Como si el metal hubiera por fin sacudido su cáscara
Y tú tendida sobre el horroroso mar de pedrería
Girabas
Desnuda
En el enorme sol de fuego artificial
Yo te veía descender lentamente por los radiolarios
Incluso las conchas del erizo del erizo yo estaba allí
Perdón yo no estaba allí
Había levantado la cabeza pues el vivo estuche de terciopelo blanco me había abandonado
Y estaba triste
El cielo entre las hojas resplandecía hosco y duro como una libélula
Yo iba a cerrar los ojos
Cuando los dos tabiques del bosque se habían bruscamente separado cayeron
Sin ruido
Como las hojas centrales de un lirio inmensos
De una flor capaz de contener toda la noche
Yo estaba donde me ves
En el perfume tocado al vuelo
Antes de que volvieran como cada día a la vida inconstantes
Tuve tiempo de descansar mis labios
En tus muslos de cristal.


..........................................




Yo miro a la Bestia mientras se lame
Para confundirse mejor con todo lo que le rodea
Sus ojos color de oleaje
De súbito son la charca de donde sale la ropa sucia de los detritus
La charca que detiene siempre al hombre
Con su pequeña plaza de la Opera en el vientre
Pues la fosforescencia es la clave de los ojos de la Bestia
Que se lame
Y su lengua
Asestada no se sabe nunca de antemano hacia dónde
Es una encrucijada de hoguera
Desde debajo de ellas contempla su palacio hecho de lámparas metidas en sacos
Y bajo la bóveda azul de rey contemplo
Arquillos desdorados en perspectiva uno metido en otro
Mientras corre el aliento hecho con la generalización hasta el
Infinito de uno de eso miserables con el torso desnudo
Que se presentan en la plaza pública tragando antorchas
De petróleo entre su agria lluvia de monedas
Las pústulas de la bestia resplandecen con esas hecatombes de
Jóvenes con los cuales se hacía el Número
Los flancos protegidos para las reverberantes escamas que son los ejércitos
Inclinados cada uno de los cuales gira a la perfección sobre su bisagra
Aunque ellos dependen de unos de otros no menos que los gallos
Que se insultan en la aurora de estercolero a estercolero
Se pone de relieve el defecto de la conciencia pero sin embargo
Algunos se obstinan en sostener que va a amanecer
La puerta quiero decir la Bestia se lame bajo el ala
Y convulsionándose de risa se ven a los rateros al fondo de una taberna
El espejismo con el cual se había fabricado la bondad se resuelve
En un yacimiento de mercurio
Podría muy bien lamerse de un solo golpe
He creído que la Bestia se revolvía hacia mí he vuelto a ver la suciedad del relámpago
Qué blanca es en sus membranas en el claro de sus bosques de
Abedules donde se organiza la vigilancia
En los cordajes de su barcos en cuya proa se hunde una mujer
Que el cansancio del amor ha engalanado con su antifaz verde
Falsa alarma la Bestia guarda sus garras en una corona eréctil alrededor de sus senos
Trato de no vacilar demasiado cuando ella menea la col
Que es a la vez carroza biselada y latigazo
Entre el calor sofocante de la cicindela
Desde su litera manchada de sangre negra y de oro la luna afila
Uno de su cuernos en el árbol entusiasta del agravio
Halagada
La Bestia se lame el sexo no he dicho nada.

5 comentarios:

  1. Elsiiiiii Me trajiste unas tardes de hace más de diez años cuando me sentaba para volar más cómodo entre las mesas de estas tremendas bestias que necesitaban diseccionar el cadáver que les significaba la realidad: no como evasión, o sí; pero mejor... para proponer algo nuevo y fresco a tanta calamidad viciada. Un beso! Saludos a tu gente.

    ResponderEliminar
  2. Si Ale, un capo el hombre, escribir permitiendo soltar el inconsciente lo que nos gusta a nosotros

    Serán dados, besos.

    ResponderEliminar
  3. Elsa, Breton y Tzara son faros en la noche de furiosas metrópolis. Por tu aporte a la cultura te dedico este poema, creado casi en sueños:

    EN UN LETARGO


    camino en un letargo singular
    extasiándome con lo irrevelado
    si llueve despierto algo
    y la noche envuelve este quedo
    palpitar de las sienes en labor

    hay un manto de verano sucesivo
    que diluye la obsecuencia
    por eso siempre habito sensaciones
    música recuerdos pero sin analizar
    el atroz rumbo humano ni hacer
    juicios frente a cámaras de gas

    Así ando
    y avalo quimeras en riesgo
    inclinaciones hacia la pendiente
    la lucidez natural
    pues todo ello encaja en el hechizo
    donde tiene lugar la más intensa
    fantasía cuyo dueño no es otro
    que aquel rehén voluntario
    unido al maquinal regimiento
    de los despabilados a punta
    de horarios y absurdos empleos

    Arlane o
    Albin

    ResponderEliminar
  4. Uy Albin, te pasaste...muy bueno amigo. Gracias por dejarlo aquí también haces un gran aporte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Una poesía nueva para mi, pero interesante, eh.Yo escribo sobre todo,aforismos. Pero alguna poesía,también. Bretón, me gusta porque el surrealismo me agrada, y a veces, lo vivo-como muchos lo hacen- también. Un nuevo saludo, artista y amiga.

    ResponderEliminar