Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

martes, 12 de enero de 2010

¿QUÉ DICEN...?


AUTORRETRATO

Dactilopintura sobre cartón (50x70) 
registro Aicoa




Dicen que yo
no perdono
que soy triste, funesta.

Dicen, dijeron… dirán.
¡Tantas cosas!
Entre ellas
que la maldad, la violencia, la muerte
son mis temas.

Que ignoro
la vida que fluye, las flores frescas, el amor,
la más pura esencia que grita diciendo ser
la más hermosa poesía contraria a mis letras.
Que no veo la belleza.

¡Ay, como quisiera,
sólo hablar de cosas bellas!

Me llaman rara y que aúllo
por las noches de luna llena.
Otros, en hogueras me queman.

No uso rimas.
No adorno poesías con plásticos.
No finjo palabras que no sienta.

Me duelen las guerras.

No pinto bodegones fisurados
sólo hambrunas, tristezas, horrores
de la humanidad que me rodea.
Protesto.

En mi trinchera estoy pensando
¡Cuán redituables son las vendas!
(creo que negociaré con el fabricante…)










Elsa Gillari
©

8 comentarios:

  1. hay muchas cosas que negociar con el fabricante, pero a veces tiene ocupado el teléfono o la secretaria nos pide volver otro día...

    buena reflexión, un poema para masticar de a trocitos pequeños, Rocío

    ResponderEliminar
  2. y si, Rocio. Por las dudas hasta que me atienda me quedo en mi trinchera.

    Besitos:-)

    ResponderEliminar
  3. sin embargo, hay que salir de la trinchera para hacer el aseo y ventilarla, comprar provisiones y artículos de uso personal, estirar los huesitos, pagar las cuentas, visitar a los amig@s para que no nos olviden, ir a la peluquería,al dentista, sacar el perro a pasear, comprarle alpiste al canario, etc, etc...

    uuufffff, hay tanto que hacer, que ir al campo o la playa nos renueva el oxígeno,

    ¿qué te parece?

    ResponderEliminar
  4. jejej....de todo eso lo que mas me gusta es ir a la playa, que en unos dias me estoy yendo...glup..glup....y obvio escribiré con la energía del sol, el mar y la arena que tanta falta me hace.

    Ahhh...colecciono caracolas de mar, me encanta recogerlas de la playa ....uyy...q lindo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta esto sabes , esa rebeldía , lo importante supongo es que esta logre entrar en equilibrio contigo mismo y con los revolucionarios que nunca faltan , al fin y al cabo la irreverencia también es pasajera como todo en este mundo.

    Con afecto.

    Pablo

    ResponderEliminar
  6. pero la poesía no es pasajera estimado Pablo...

    aquí se quedará como cuerpo cierto que alguna vez existimos, besos, Ro

    ResponderEliminar
  7. Siempre nos gustaría hablar de cosas bellas, pero aquí, en estos momentos... no se puede. A menos que tuviéramos una venda en lo ojos. Irreverencia? no lo creo...simplemente la verdad.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar