Páginashttps://blogger.googleblog.com/2015/12/highlight-posts-that-matter-most.html

sábado, 18 de julio de 2009

CARTA A UN HIJO ADOLESCENTE


imagen capturada en la red



Querido Hijo

Nunca abandones tus sueños a lo largo de la vida. Recuerda que si deseas algo con todas tus fuerzas y pones tu voluntad para conseguirlo, el Universo conspira a tu favor para que lo logres. Los valores humanos, la nobleza, la dignidad, la humildad y el corazón abierto al amor, son las riquezas del ser humano que llevan a la sabiduría. Los bienes materiales son efímeros. Recuerda siempre que cada golpe que da la vida, es un aprendizaje, una experiencia. Los sufrimientos y las alegrías pasan, a veces muy rápido, otras no... pero todo pasa. Este nuevo camino que comienzas a recorrer, tendrá algunas espinas, pero también inmensas felicidades. Estás preparado para recorrer este largo camino llamado vida. La duda es a veces necesaria, la esperanza es alivio, creer en tu fortaleza, en ti mismo, en tu niño interior, en tu instinto de supervivencia. Mi amor incondicional te acompañará siempre. Eres parte de mi gran tesoro, te deseo que seas libre, que el amor te acompañe siempre. El Universo, el Cosmos, la Creación, la Fuente, Dios, como quieras llamarlo siempre te guíen y protejan. Te pido perdón por mis errores que te lastimaron. Gracias por enseñarme tanto. Gracias por colmarme de alegrías y gratificaciones. Gracias por ser tan excelente hijo y persona. Que tengas un hermoso y sereno vuelo, es mi amoroso deseo.

Te amo.


Elsa Gillari
©